Moda, marketing y adolescencia: El estilo de Millie Bobby Brown (o “Eleven”).

En el 2016 “Stranger Things” se convirtió en una de las series más vistas y con mayor repercusión en los medios, desde ese momento no hemos parado de ver a Millie Bobby Brown (o “Eleven”) en todos lados, incluso estuvo de visita en Chile como parte de su ocupada agenda. Con 6,4 millones de seguidores en instagram y 13 años de edad, es una de las adolescentes más influyentes del mundo. Millie ha logrado trascender a su famoso personaje Eleven, y transformarse en un pequeño (pero poooderoso) ícono de la moda. En la primera temporada vimos a esta niña de cabeza rapada, vestida con una bata de hospital. Desde esa primera imagen, hasta la adolescente de pelo más largo y vestida por Calvin Klein que vemos hoy, hay un largo camino. ¿Por qué todo el mundo habla de ella? ¿Por qué logra superar a sus compañeros de elenco en popularidad? (incluyendo a Winona Ryder). Lo cierto es que muchas veces se ve a Millie hablando y vistiendo como si fuera mayor de su edad, y lo primero que pienso: “Esta niña debe tener un equipo completo de asesores y estilistas”, porque a los 13 años uno con suerte se compraba un centella a la salida del colegio. El acceso a internet y redes sociales a adolescentes y pre adolescentes está generando una relación con los modelos a seguir y la moda completamente distinta a la que tuvimos nosotros (a pesar de que yo nací dentro de la famosa generación Millenial). Es cierto que Millie se ve mayor con algunos looks, o con ese desplante que muestra en las entrevistas....

Emilia Clarke y su nueva campaña

Hace tiempo que las actrices se tomaron el mundo de la publicidad y son rostros de millonarias campañas, promocionando a las casas de moda más famosas del mundo. Eso ya no es ninguna novedad, pero lo que me llama profundamente la atención es porqué Emilia Clarke fue la elegida para la última campaña de Dolce & Gabbana. Es obvio la creciente popularidad de la actriz por su rol en Game of Thrones (debo confesar que jamás he visto la serie), pero la verdad es que a simple vista no tiene mucho en común con la firma de modas. Ella es Británica, la marca es Italiana y posee una identidad fuertemente ligada a ese país, ya sea por sus diseños y por todo lo que ser “italiano” significa. Además no es una actriz alta, rubia y esbelta, como sería lo típico que se espera de una mega celebridad, y eso es lo que más me gusta de la campaña. En el spot, Emilia reivindica a todas las mujeres bajitas del mundo (me identifico) y a pesar de que se nota que “no tiene el ritmo en la sangre”, se ve profundamente feliz bailando y “comiendo carbohidratos” como a cualquier celebridad que vive a dieta le gustaría hacer. ¡Me encanta la nueva campaña! Primero porque mantiene la identidad italiana de la marca, pero a la vez demuestra que las mujeres no necesitamos ser perfectas para ser lindas; genera un corte con las actrices (o modelos) anoréxicas, que ningún favor nos hacen a las personas comunes. Propone un nuevo tipo de belleza y una forma de disfrutar la vida: Comida y música...